Contenidos Contenidos

 

5. La Teología . (San Agustín)

 

5.- La Teología.

Todas las cosas del mundo tienen en Dios, desde la eternidad,  sus correspondientes "Ideas Ejemplares". A partir de  estas ideas Dios ha creado el mundo.  Si  bien es cierto que las ideas  son eternas, el mundo  material ha sido creado  y por lo tanto es contingente (pudiera no existir), ya que tiene su causa en la libre decisión de  Dios. La realidad  tiende un orden jerárquico:

  • Dios,  causa de todo.
  • Las almas, que  son incorpóreas.
  • Los cuerpos que son materiales.

Para explicar la generación de nuevas criaturas a lo largo de la historia  sin contradecir la inmutablidad divina, recurre a las rationes seminales, especie de semillas invisibles de todas las cosas, creadas de una sola vez y que se desarrollan cada una a su tiempo, haciendo que el mundo marche por sí mismo sin la necesidad de la inerveción divina.

Para  demostrar  la existencia de Dios no desarrolla argumentos elaborados y sistemáticos y  aunque estén en su mano los razonamientos basados en el consenso histórico (la creencia en la divinidad en todas las culturas y épocas) y el argumento basado en el orden existente  en el mundo que obliga a admitir una inteligencia superior, Dios, creadora de dicho orden, la principal prueba de que San Agustín utiliza proviene, de su teoría sobre la iluminación, partiendo del interior del hombre, quien encuentra  dentro de sí mismo  unas ideas inmutables  que  no pueden proceder de él ni del mundo sensible que  son mutables, teniendo  que admitir  la  existencia de un ser inmutable del cual proceden. De ahí  que para San Agustín, como para Platón,  el atributo fundamental  de Dios  sea la inmutabilidad.

  •  Para explicar la creación del mundo, defendió la idea de que Dios creó todas las cosas a partir de la nada conforme a las Ideas Ejemplares contenidas en su propia esencia. Pero la "omnipotencia" de este Dios creador no podía ser entendida por la mentalidad griega, para la cual, la creación ex nihilo, resultaba ininteligible y absurda, pues de la nada... nada puede ser producido. El cristianismo (y San Agustín) dotó a Dios de un poder sin precedentes: Dios es causa del mundo y lo crea de la nada

 

 

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Invitaciones Invitaciones