Contenidos Contenidos

 
« Atrás

3.El Hombre ( San Agustín)

 

3.- El Hombre. 

Su antropología  tiene una gran influencia  platónica.

  • El hombre es concebido  como un ser  constituido  por dos  sustancia diferentes: un alma inmortal, simple  y espiritual y un cuerpo mortal y material  al que está unido de manera accidental.
  • No acepta  la preexistencia y la transmigración del alma, como lo hacen Platón  y los pitagóricos. En cuanto al origen del alma utiliza dos criterios alternativos: 
    • defiende el trasduccionismo  al afirmar  que el alma de los hijos  provine de la de los padres, o
    • el creacionismo  al defender que ésta es creada por Dios  en cada  nuevo ser humano.
  •  Defiende que el alma, como  ser libre,  está dotada de  inteligencia y voluntad.
    • Por medio del intelecto, el hombre "conoce" los diferentes bienes  y en especial  el Bien Supremo  que es Dios, y
    • Mediante la voluntad, "elige"  aquéllos bienes a los que decide amar.
  • Establece "un voluntarismo" puesto que, para él  la voluntad está  por encima del entendimiento, ya que el hombre no es bueno  por conocer el bien sino fundamentalmente por  la decisión de realizarlo, por amarlo. De ahí  que  defina al ser humano como "persona", es decir, como un ser libre, poseedor de una "conciencia" en la que  radica  la capacidad de decisión íntima y  personal acerca de  sus  actos, siendo  en consecuencia  responsable de ellos.
  • En el alma  distingue  dos aspectos:
    • una razón inferior, que a través de los sentidos,  llega al conocimiento de las realidades mutables  y sensibles , con el fin de poder satisfacer las necesidades materiales que el ser humano posee, y
    •  una razón superior, que a través del intelecto aspira a en alcanzar  la sabiduría, con el fin de que le sea posible elevarse  al conocimiento de las Ideas y del  el  Bien Supremo:  Dios, en  donde encontrará la  felicidad.

Para San Agustín  estas Ideas no son contenidos mentales, sino esencias objetivas  que estaban  en la Mente Divina, son las "Ideas ejemplares" o arquetipos, conforme a las cuales Dios creó el mundo. En este sentido acepta la tesis  neoplatónica  acerca de la existencia de las ideas  como realidades que  existen fuera  de la mente  humana.

 

 

 

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Invitaciones Invitaciones