Contenidos Contenidos

 

6. La realidad (Descartes)

Descartes descubre  que  hay  tres tipos de sustancias o  realidades.

La "Res"   o sustancia se puede definir  como  una  cosa que existe de tal manera que no tiene necesidad, sino de sí misma para existir.

Descartes demuestra  la existencia  de tres  realidades:

6.1. La Res Cogitans  o  el Pensamiento:

Cuando Descartes  descubre  el cogito se mantiene recluido  en la interioridad de su conciencia, llega al "solipsismo", sólo  sabe  con certeza que él existe. Necesita  encontrar el camino seguro para  salir de su interior y saber  con seguridad si no está solo,  si además  de su pensamiento   hay  algo más. 

6.2. La  Res Infinita: Dios (Es propiamente la sustancia).

Parte de su  interior, donde se percibe a sí mismo como  una cosa que piensa, que duda y que  por lo tanto es imperfecto y finito.  Pero se da cuenta de que la idea  de finito y  de imperfecto no sería posible tenerlas sin la idea de lo infinito y  de lo perfecto. Lo finito es la negación de lo infinito. Yo soy finito en relación con el infinito.
Y se pregunta ¿De dónde me viene a mí la idea de infinito?

  •  No viene de la nada, de la nada no  viene nada.
  •  No de mí mismo, yo soy finito y de lo finito no puede venir la idea de lo infinito.

Por lo tanto, la idea de infinito ha sido puesta por una naturaleza más perfecta que yo. Sólo  puede provenir del mismo ser infinito: de Dios. (El efecto tiene que ser proporcional a la causa), en consecuencia Dios existe.

6.3. La Res extensa  o  materia.

Para llegar a la convicción de que existe el mundo parte  de la  seguridad en la existencia de Dios.
Puesto que Dios existe y es perfecto no me puede engañar. Si las sensaciones que yo tengo del mundo no correspondieran a un mundo objetivamente existente, Dios me estaría engañando y entonces ya no sería Dios.
De este modo, Dios  es "el puente paradigmático"  que vincula la conciencia subjetiva con el mundo exterior, la res Cogitans con la res extensa.
Ya no tiene sentido hablar  del "genio maligno", pues claro está  que Dios existe  y que es bueno y que nos ha creado con una razón capaz  de conocer con certeza, las ideas que existen en  nuestra  conciencia.
Sin embargo, para Descartes Dios sólo garantiza la existencia de un mundo extramental  con extensión y movimiento a partir del cual se puede deducir la física y las leyes del movimiento. (Niega las cualidades secundarias: colores, sonidos, etc. Porque son subjetivas)

Promedio (2 Votos)
La valoración media es de 5.0 estrellas de 5.


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Invitaciones Invitaciones