Contenidos Contenidos

 
« Atrás

6 . La Crítica a las Ideologías (Marx)

Según Marx la conciencia y sus ideas son un producto social, cuyo objetivo es mantener  la infraestructura económica y las relaciones sociales existentes. La sociedad se estructura de la siguiente manera:

a) la infraestructura económica, o la forma de producción que existe en una sociedad (la economía), la cual produce distintos tipos de sociedades y en las dominan determinadas relaciones de producción por ejemplo, en el en la realidad actual, existen los  modos:

  •  capitalista en el que hay una clase social  dominante formada por unos cuantos que son los propietarios de los medios de producción y  el proletariado dominado dominado por la primera,  a la que pertenecen la gran mayoría vendiendo su trabajo por un salario.
  •  socialista en la que existe una propiedad colectiva de estos medios y en la que no hay clases sociales.

b) la superestructura ideológica (falsa conciencia), que está formada por la conciencia social de la clase dominante que establece las normas de comportamiento de la sociedad (normas morales, jurídicas, sociales, políticas, religiosas, etc.) con el fin de mantenerse en el poder.

Son las relaciones de producción las que determinan la conciencia del hombre. Y si el hombre no es capaz de dominar estas relaciones, su conciencia queda atrapada dentro de ellas, convirtiéndose en una falsa conciencia, es decir, una conciencia ideológica.

En relación con la ideología y su consecuencia, la alienación del hombre, la humanidad ha pasado por los siguientes estados:

1) Estado- preideológico. En esta etapa el hombre empieza a distinguirse de los animales porque es capaz de crear sus propios instrumentos de trabajo y con ellos producir los elementos necesarios para la satisfacción de sus necesidades más elementales: comer, vestir, cobijarse, etc. Sin embargo, el desconocimiento de la naturaleza hace que el ser humano esté dominado por ella, estableciéndose entre ambos una relación religiosa, en la que el hombre sacraliza las fuerzas de la naturaleza y al crear mitos para comprenderla, pone de manifiesto su dependencia de ella.

2) Nacimiento de las ideologías. Nacen con la división del trabajo intelectual y manual. El trabajo intelectual se separa de la práctica social y se crean ideologías o teorías puras sin base real. La ideología conduce al hombre a la alienación porque éste hace una interpretación deformada de la realidad, que está al servicio de la clase dominante y que tiene como función justificar el modo de producción existente, con el fin de que dicha clase se perpetúe en el poder.

Cuatro son las ideologías fundamentales de alienación humana en la sociedad capitalista:

  • La económica (infraestructura): que es el fundamento de todas las demás. Aparece con la propiedad privada de los medios de producción, creándose las desigualdades, la división de la sociedad en clases: la dominante y la dominada. En ella, el hombre se somete a otro hombre.
  •  La jurídica, creada por las normas que rigen al conjunto de la sociedad. El derecho burgués estableció "que el pueblo es soberano y los ciudadanos son libres e iguales". En realidad, aclara Marx, la soberanía del pueblo, la libertad y la igualdad son puramente formales (no son reales) y el Estado se convierte en un instrumento de opresión humana al servicio de la clase dominante. El hombre se somete a una Estado.
  •  La filosófica, con la filosofía entramos en el mundo imaginario ya que ésta resuelve los problemas del mundo en el pensamiento y no en la realidad. En este caso el hombre se somete al pensamiento y se aleja de la realidad.
  •  La religiosa. Para Marx, La religión juega un doble papel:

1º Es la expresión de la miseria del pueblo que adorna con flores las cadenas que lo esclavizan, porque justifica la explotación del hombre en este mundo con la idea de un premio en el cielo y fomenta la resignación, ya que el sufrimiento es el precio que el hombre debe pagar por la salvación. Para Marx, la religión "es el opio del pueblo que sufre y se conforma con su sufrimiento".

2º Es la justificación de la clase dirigente, porque con la religión la clase dominante controla la conciencia del pueblo, utilizando argumentos como el siguiente: "solo los pobres, los mansos, los que sufren serán consolados y premiados con la justicia en el reino de los cielos"; "Es la iglesia la que tiene el poder, otorgado por Dios, para atar y desatar, para perdonar los pecados y a ella hay que someterse".

Marx explica la ideología religiosa en el hecho de que cuando el hombre no puede alcanzar los ideales a los que aspira, los traslada a un más allá, con lo cual justifica su fracaso. La religión pertenece a una etapa inmadura de la sociedad y desaparecerá en el momento en que ésta llegue a la madurez, cuando logre la instalación de la sociedad comunista, donde existirá una sociedad humanizada en la que el hombre pueda ver realizadas sus aspiraciones.

Marx afirma que gracias al marxismo, el proletariado descubrirá científicamente, los mecanismos que utiliza la sociedad capitalista para someter a los hombres , quienes ya no se dejarán atrapar por las ideologías , sino que llegarán a la lucha de clases con el fin de sustituir al capitalismo por el comunismo, una sociedad sin clases.

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Invitaciones Invitaciones