Contenidos Contenidos

Atrás

3. La vida es la realidad radical (Ortega y Gasset)

A la pregunta ¿Cuál es la realidad radical? Ortega responde que   la historia de la filosofía puede dividirse en  dos  periodos, cada uno con una respuesta diferente, pero complementaria:

1º  El realismo, propio de la filosofía antigua y medieval, considera que la realidad  está constituida por el mundo de las cosas, las cuales  son subsistentes y trascendentes  a la mente (existen independientemente de la mente del sujeto), y
2º.- el idealismo, que a partir del s. XVI con Descartes  defendió que la realidad racial  era la subjetividad, es decir, la conciencia del sujeto.

Ambas corrientes son criticadas por Ortega de la siguiente manera:
- Contra el realismo  sostiene  que la existencia del mundo no es  evidente, cuando mi conciencia no lo percibe. Que solo podemos  saber a ciencia cierta que el mundo de las cosas existe  cuando las percibimos de manera directa, es decir, cuando hay un sujeto ante el cual  ellas son objetos.  Por lo tanto la certeza de su existencia depende del sujeto que las piensa.  Si esto es así,  la realidad radical  no son las cosas sino el pensar, ed ecir,  el sujeto o la conciencia. Esta es la tesis del idealismo.
- Pero Ortega rechaza el idealismo porque no acepta que las cosas sean solo    representaciones de mi mente, pues mientras que las cosas  son extensas, coloreadas,  con una forma y un peso definidos, las ideas( conceptos  universales e inmutables) de las cosas no son ni extensas, ni pesadas, ni coloreadas.
- El error del idealismo consiste en no advertir que la conciencia del sujeto depende también de que existan las cosas. Si no hay cosas que ver, imaginar y pensar, no hay evidencia de que exista  el yo, pues éste no vería, ni imaginaría, ni pensaría.
- Por ello su postura  será una síntesis de ambas corrientes, ya que la realidad radical  es "la coexistencia  del yo y el mundo" (del sujeto y el objeto) y en esta coexistencia  consiste  lo que llamamos: "Mi vida".
* La noción de vida, Cuando habla de vida no lo hace como los biólogos que se refieren solo a seres orgánicos. Para él la vida no  es una cosa material, pero tampoco espiritual.  En rigor, la vida  es "nada": es un hacerse a sí misma de manera permanente. En  Ortega  "la vida" ( del ser humano)  es  una realidad concreta, es  "mi vida", personal e intransferible. Es  la realidad más evidente, porque cada uno la siente en sí mismo de manera directa  e inmediata.


3.1. LOS ATRIBUTOS DE LA VIDA

Aunque la vida ( en el ser humano)  es algo particular, individual, podemos encontrar algunas categorías o atributos  generales que comparten todos los que viven:


a) La vida  tiene  un carácter consciente. La conciencia de sí misma  distingue a la vida humana  de la de una hormiga o la de una piedra. Esta conciencia consiste en descubrirse, en encontrarse  así misma  en el mundo, coexistiendo con las cosas y las circunstancias  en las que vivo.  Al que carece de este atributo  se le llama "loco"  porque no sabe lo que hace.
b) Vivir  consiste en  la coexistencia del yo con el mundo. Vivir es encontrarse ocupado con los seres del mundo.  El mundo no es solo el espacio cósmico. "El mundo" está constituido por  las cosas  que nos afectan, las circunstancias en las que está inmerso mi "Yo". Entre el mundo y el Yo hay una relación recíproca, ya que yo  utilizo las cosas  con una finalidad, pero a su vez, éstas me facilitan o me dificultan  ese hacer.

c) La vida  es posibilidad, no está prefijada: es libertad. La vida no está hecha, es algo que tengo que ir construyendo  en mi relación con el mundo. Hemos sido arrojados a la existencia sin nuestro consentimiento. Nos encontramos  existiendo en  unas determinadas circunstancias que no hemos elegido ( esta es la fatalidad de nuestra vida) , sin embargo,  ya en la vida que nos ha tocado vivir,  existe  un horizonte limitado de posibilidades, dentro del cual tenemos que elegir  para construir  nuestra propia  vida ( esta es la dimensión de la libertad).  Esta decisión es personal e intransferible. El elegir, no es una posibilidad, sino una necesidad y en esto consiste  la gravedad de la vida, en que necesariamente  tenemos que preocuparnos por nuestro destino, el cual es  de nuestra exclusiva responsabilidad.

d) La vida es decisión y problema personal: es un proyecto. Aunque la vida nos es dada, no está del todo hecha, tenemos que hacerla y para ello elaboramos un proyecto. Este proyecto personal  no puede separse de las circunstancias personales, familiares, sociales, políticas, económicas, etc., en las que existimos. Por eso dice Ortega que  "yo soy yo  y mis circunstancias". De ahí la importancia de la educación,  la cultura, la política… puesto que las circunstancias  pueden favorecer o entorpecer  el proyecto de nuestra vida. 
 Este  proyecto es el que da sentido y significado  a las vivencias concretas de nuestra vida.

e) La vida es temporalidad: es historia.  El hombre se caracteriza por su condición biográfica, construye su propia identidad a lo largo de su historia y en relación con las circunstancias que le rodean. La  vida no es algo ya hecho,  hay que  construirla en el transcurso del tiempo, partiendo del pasado y proyectándose hacia el futuro. Por ello afirma  que presente, pasado y futuro  están comprendidos en el ahora.  
 

Promedio (1 Voto)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Invitaciones Invitaciones